Este documento debe maximizarse para verse bien.

Pin Federal

La Hoja Federal

Bandera Argentina


Año 3 - Número 57

República Argentina, 5 de Noviembre de 2001
Órgano de Prensa del
Partido Federal

Av.de Mayo 962 piso 1º
C1083AAR - Buenos Aires


Sumario:
Sin márgen para el error - Por Martín Borrelli
Clamor de mayorías silenciosas - Por Gustavo Béliz


La reprogramación de la deuda es la única medida importante del paquete que anunció Cavallo
Sin margen para el error
Por Martín Borrelli

Los 27 minutos del mensaje presidencial del pasado jueves bien podrían haberse reducido a tan solo tres palabras: “Sangre, sudor y lágrimas”. Porque es esto lo que nos espera a los argentinos en los próximos años. El que diga lo contrario, miente. Y el presidente, como máxima autoridad del país, debería haber puesto blanco sobre negro y acometido de una buena vez, todas las reformas que se deben hacer. Es tan dramática la situación del país que Presidente Fernando de la RúaDe la Rua tenía la oportunidad histórica de convocar a un sacrificio final que incluyera una reforma total del estado y del sistema político, antes de que el cartel The End caiga anticipadamente sobre este gobierno. Pero una vez más, como no asumiendo el rol que le corresponde, depositó toda la responsabilidad en su Ministro de Economía y dejó pasar la oportunidad histórica surgida del masivo voto en blanco y anulado, de liderar la reforma de las instituciones para mejorar el gasto y la eficiencia.
En un esfuerzo desesperado, Cavallo, después de reconocer días atrás que todos sus trucos habían fracasado, echó mano de la medicina que menos quería tomar y finalmente - aquí radica su inteligencia - se dio cuenta de que debía encarar el canje de los títulos de la deuda pública, que muchos políticos y economistas venían reclamándole desde que asumió en marzo.
A
lgunos - genéticamente enemigos del capitalismo - han interpretado esto como un merecido ajuste al sector financiero. Al fin y al cabo, Patricia Walsh y Luis Zamora ganaron tres bancas bajo la consigna “que el ajuste lo paguen los ricos”. Decididamente, muchos piensan así, pero no se dan cuenta que esto no es una victoria: hubiese sido preferible no recurrir a esta solución porque los inversores internos y externos, sobretodo estos últimos, difícilmente vuelvan a poner un solo cobre en nuestro país en el futuro. Han confirmado en sus propios bolsillos que en estas comarcas, la seguridad jurídica es un principio desconocido (cosa que los autóctonos lamentablemente ya lo sabemos hace rato). Y en esta suerte de penal sin arquero, bancos y AFJP –los acreedores locales-  deberán resignarse a cambiar sus papeles a una tasa sensiblemente inferior. Finalmente, “cambiarán rentabilidad por seguridad”, como destacó el asesor estrella, Jacob Frenkel.
¿
Había otra solución para el problema de la deuda? Creemos que no. Pero las cosas por su nombre: esto no es un canje voluntario, es compulsivo, y como tal nos coloca cerca del default porque al no depender de nosotros sino de la voluntad de ellos, bien puede quedar en la nada, sobretodo en el tramo externo. Esto es cierto, tanto como que no intentar la renegociación nos llevaba derecho a la cesación de pagos. Como no queremos ser el Perú de Alan García o la Rusia de 1998, que llegó a los 6.890 puntos de riesgo país, no quedaba otro camino. La pregunta que nos hacemos es ¿ por qué se dejó llegar la situación hasta estos límites ?

Argentina es un gran país, pero está llena de argentinos...
Después de la paliza del 14 de octubre, el Presidente demoró 15 días en renovar (¿o empeorar?) su gabinete y 20 en anunciar el nuevo plan. Acaso De la Rua no sabía desde hace meses que el día después iba a tener que tomar decisiones de fondo? En el medio, discutió 9 días con los gobernadores por la coparticipación y dejó a todos, propios y extraños, insatisfechos. Acaso los gobernadores no saben que tarde o temprano van a terminar pactando con la Nación porque de lo contrario no llegan a fin de año ? La recaudación viene bajando parejo en septiembre y octubre: 10,4 y 11,3% respectivamente. Los depósitos que se fueron del sistema (14.000 millones entre marzo y el 31/10) nunca más volvieron. Las proyecciones de crecimiento más serias para el 2002 nos situaban en -1,5%. Acaso Cavallo no sabía desde septiembre que con estos números el déficit cero sería imposible de cumplir y que la renegociación era necesaria mucho antes ?
Es muy frustrante reconocerlo, pero pareciera que los argentinos como sociedad, sólo reaccionamos frente a situaciones límite, que no somos capaces de conductas más racionales que nos eviten la zozobra y la angustia. Podremos a partir de ahora, comprometernos a actuar de manera más civilizada e inteligente ? Algunas señales lo ponen en duda.

Sin margen para el error para los gobernadores y el Congreso
La última bala en la carabina de De la Rua y Cavallo es laCongreso Nacional renegociación de la deuda, la que sólo es posible en el marco de las facultades delegadas por el Congreso al Ejecutivo en el mes de marzo. Con esas facultades se negocia en el plano externo. Sin embargo, el PJ y el ARI están impulsando quitarle esas facultades al Ejecutivo y reasumir el manejo de la deuda. Para qué ? Para estudiarlo en Comisión y mientras tanto ver al país volar por los aires? Ya fue aprobado un dictamen en la comisión de Asuntos Constitucionales –que como miembro de la misma no firmé- para sacarle los poderes al Ejecutivo.
P
or su parte, los gobernadores, con el apoyo del bloque del PJ patrocinan la coparticipación del impuesto al cheque, lo que le quitaría al plan un elemento fundamental como es la garantía de la recaudación nacional para los nuevos títulos que va a emitir el país al 7% anual. Hasta ahora, dicho impuesto ha sido fundamental para que la recaudación no se derrumbe a niveles nunca vistos. Se animarán los diputados de la oposición a colgar la cuerda en la casa del ahorcado?
Existe la impresión de que todos descargan su responsabilidad en el Poder Ejecutivo como si nada tuvieran que ver en esta historia. Pero se equivocan: hoy es tan responsable un legislador como un gobernador, un dirigente empresario como un sindicalista.

El resto de las medidas
N
o se aprecia que muchas de las medidas pro activas anunciadas vayan a dar los resultados esperados.
Veamos: 1) Que los empleados vayan a recuperar un 6% de sus aportes a las AFJP, pero que paralelamente, una gran cantidad de ellos (los de salarios más altos) se vea obligado a pagarlo al estado en concepto de impuesto a las ganancias (por cambio de categoría), suena incoherente y en nada va a contribuir a la reactivación; 2) como la rebaja también alcanza a los aportantes al estado éste resignará $ 50 millones para la recaudación previsional desfinanciando el sistema; 3) tampoco la rebaja del 3% y del 5% a las compras efectuadas con tarjeta de débito va a impactar en el consumo; es irrelevante. 4) con $ 30 por hijo y $ 100 para mayores de 75 años, a cambio del recorte de otros beneficios, no se puede esperar una gran reactivación; 5) una incógnita envuelve al blanqueo de capitales. Por qué alguien repatriará dinero del exterior cuando en el país hay salida de capitales?.
L
a reducción del IVA a porcentajes razonables (entre el 8 y el 11%) , la eliminación del impuesto a los sellos e ingresos brutos en las provincias y un decidido combate a la evasión y el contrabando son algunas de las medidas que todos los argentinos estamos esperando.
Por lo demás, el plan de obras públicas ya no suena creíble ni para el propio gobierno que lo anunció y lo suspendió una decena de veces, y respecto del plan social no se ha dicho de donde se va a extraer semejante cantidad de fondos.

Sin liderazgo político no hay salida
Se ha repetido hasta el hartazgo pero es verdad: si el Presidente no recupera el poder político, ningún sacrificio alcanzará, porque la crisis de confianza nace a partir de las debilidades que el presidente exhibe a cada paso. Los berrinches de los gobernadores y las bravuconadas de los diputados de la oposición serían una anécdota si por encima de todo eso se alzara la figura de un presidente que convocara a la nación hacia un horizonte de grandeza. Lamentablemente, cada vez que el presidente utiliza la cadena oficial es para anunciar ajustes y repartir miserias. Así es difícil imaginar un destino compartido para todos. En este contexto, el papel de la oposición debe ser el de permitir las condiciones para que los pasos vacilantes de este plan económico alcancen su objetivo. Nadie puede hacerse el distraído. Nadie puede permitirse el lujo de equivocarse en este partido.Diputado nacional Martín Borrelli


Dr. Martín Borrelli
Diputado Nacional
mborrelli@diputados.gov.ar
Presidente del Partido Federal


Clamor de mayorías silenciosas
Por Gustavo Beliz

Las últimas elecciones constituyen una auténtica rebelión cívica contra un modo de hacer y entender la política. La gente no ha votado en contra de la democracia sino a favor de una mejor democracia. Construir más y mejores canales de expresión popular, que trasciendan la mera exteriorización de una bronca, constituye el reto más urgente que tiene hoy toda la dirigencia política argentina.
E
stas elecciones no ofrecen nada para festejar a quienes han accedido a una representación. Sí tienen mucho para honrar. En primer lugar, honrar el compromiso de cambiar de raíz los vicios de gangsterismo, falta de transparencia y anomia que la política le ofrece hoy al conjunto de la comunidad.
R
etumba un "basta" enorme, estentóreo, de millones de argentinos que han dicho: "Basta ya a la lista sábana, que engendra representantes impresentables. Basta ya a la mentira como modo de entender la función pública. Basta ya a la promesa incumplida de una campaña electoral. Basta ya a la política al servicio de los políticos y de espaldas a la gente. Basta ya a un gasto político obsceno".
D
e cómo se decodifiquen estos postulados desde los poderes del Estado dependerá la reconstrucción de una confianza que hoy se encuentra seriamente dañada en la Argentina. Corre tiempo de descuento en nuestras instituciones. Ortega y Gasset, sobre los escombros humeantes de la España de posguerra, se preguntó: "Resta saber si nuestra patria es un país en ruinas o con ruinas".

Crisis o decadencia
L
a distinción no es menor en la Argentina actual, porque implica distinguir el hilo sutil que separa la crisis de la decadencia. De las crisis se sale; de las decadencias se perece. Si el virus del hartazgo cívico no encuentra rápido el antídoto de medidas ejemplares y cambios rotundos, la infección terminará arrastrando instituciones, ánimos colectivos, horizontes económicos, dimensiones morales. Porque la tempestad de la anarquía social y la disolución nacional está ya instalada en el horizonte.
Debate de candidatos.E
s una enseñanza para todos: esta debió haber sido la última elección de una vieja época, y no la primera de una nueva.
L
a Argentina sufre de demoesclerosis: un sistema representativo que no representa, un sistema capitalista sin capital, un sistema político sin estadistas, una economía de consumo sin consumidores, un método electoral sin posibilidad de elegir y que apenas permite optar por el mal menor. Un país empobrecido con dirigentes enriquecidos.
Es hora de emplear la imaginación, el coraje y la innovación para interpretar el rumbo de los nuevos vientos.

Gustavo BélizHay que repensar una a una todas las instancias de nuestra democracia. Se impone el debate sobre puntos de extraordinaria importancia si lo que se pretende es reconstruir el puente roto entre el pueblo y sus mandatarios. El nuevo Congreso debe concentrarse desde su mismísimo nacimiento en puntos que hacen a la esencia de nuestro andamiaje democrático: la obligatoriedad del voto; las elecciones internas abiertas y simultáneas en los partidos políticos; el monopolio partidario para la presentación de candidaturas; la posiblidad de introducir enmiendas, tachas y sustituciones en las listas de candidatos presentados; la duración y regulación de las campañas electorales; la difusión de encuestas previas a la elección; las audiencias públicas como modo permanente de consulta popular; los presupuestos participativos para controlar el uso del dinero público; la información abierta y permanente de los actos de gobierno; las nuevas tecnologías de la información y el voto electrónico como modo de simplificar la tarea cívica.

Política antipolítica
M
irémonos en el espejo de este aluvional voto impugnado y nulo que ha surgido en el país. Veamos sus riesgos, pero también sus oportunidades. Es cierto que puede nacer de él una subpolítica irresponsable, desvinculada de lo social, despreocupada de toda construcción colectiva, resentida en un doble resentimiento que se retroalimenta de ceguera ciudadana e indiferencia dirigencial. Pero no es menos cierto que puede encarnar también la oportunidad de reivindicar una política antipolítica, al decir de Vaclav Havel. Una política del hombre y no de los aparatos, de los principios y no de los eslóganes, de los valores y no de los precios de venta y canje, de los ciudadanos libres y no de los rehenes de internas, mafias o clientelismos. Una política que conecte nuevamente la acción pública con los ideales de libertad, igualdad y fraternidad. Una política que ponga el voto bronca en acción, y que a partir de ahora exija cambios indispensables en todas las instancias que han generado un rotundo rechazo de la ciudadanía.
B
asta, entonces, de jugar a la ruleta rusa desde lo más alto del poder. Quien se tape los oídos frente a este estruendo pronunciado por la mayoría silenciosa, tendrá la sordera de los que suben alegremente al cadalso.

Dr. Gustavo Béliz


La Hoja Federal

Director
Gustavo P. Forgione

Correo electrónico: hoja@infored.com.ar  

Teléfonos:
Lectores y Redacción:
(0 11) 15-5109-8824
Director:
(02901) 43-1840

Órgano de prensa del Partido Federal

Suscriba a un amigo a La Hoja Federal mediante este formulario
Nombre
Dirección de correo electrónico

Presione una sola vez y su información será enviada a nuestra dirección.

Si tuviere problemas con el formulario, envíenos un mensaje a
hoja@infored.com.ar.

Para sugerencias o cartas envíenos un mensaje a: hoja@infored.com.ar
Consulte otros números de La Hoja Federal desde nuestro índice general

Vea el último número desde aquí

Vínculos a páginas recomendadas:
Partido Federal
Diarios:
La Nación - La Razón - Tiempo Fueguino (TDF) - El Sureño (TDF) - Provincia 23 (TDF) - El Diario (TDF)- La Nueva Provincia (BHI) - Penguin News (Malvinas) - La Gaceta (Tucumán)
Información General:
Información Legislativa del Ministerio de Economía - ArgenLex