Este documento debe ser maximizado para verse correctamente.                                              También puede consultar La Hoja Federal en Internet

La Hoja Federal

Órgano oficial de prensa del Partido Federal

Bandera Argentina


Año 10 - Número 116

República Argentina, Lunes 3 de Noviembre de 2008.

Publicación de distribución electrónica
por suscripción.


Sumario:

Al gobierno le molesta la Democracia - Por Gustavo P. Forgione

Más Herramientas para los Jueces - Por Martín Borrelli

"Propiedad privada" - Carta publicada el 2 de Noviembre en el diario La Nación

CONVOCATORIA: 5 de Noviembre de 2008 18:00 horas en todas las plazas del país, marcha contra la sustracción...



Llegamos a un estado calamitoso

Al gobierno le molesta la Democracia

Buena parte de la dirigencia acompaña.

Por Gustavo P. Forgione

Es evidente que la calidad de la dirigencia argentina ha caído en un proceso de decadencia de dimensiones inéditas.

Las más graves crisis de este flamante siglo han sido generadas en su Casa Rosadatotalidad por quienes fueron elegidos para evitarlas y para corregir los problemas que pue-dan surgir naturalmente.

Con la recuperación de la democracia en 1983, de la que estamos por festejar su aniversario, volvimos a experimentar una costumbre suspen-dida entonces, que es el respeto a la Ley; partiendo de la Consti-tución, y las normas in-feriores.

Desde hace algunos años, pareciera que lo que dicta el pueblo es solo un accesorio y que la doctrina, la normativa y las buenas costumbres son cursilerías a las que no es necesario prestarles atención.

 

Subversión "bien" entendida

Por razones seguramente atribuibles a la metafísica, filosofía o alguna ciencia oculta, lo que estaba bien pasó a estar mal y viceversa.

Por definición, "subversión" es el cambio en el orden de los valores, sobre todo en lo moral; por lo cual, a partir de esto podemos entender por qué ocurren algunas cuestiones.

La nueva cultura que intenta imponerse acepta que algún descuidado encienda un cigarrillo de marihuana en público y nadie le puede decir nada porque resultaría un acto inadmisible de discriminación o incomprensión del pobre diablo; no ocurre lo mismo si usted enciende un cigarrillo con tabaco; entonces puede ser multado, despedido y señalado.

Este detalle, entre muchos otros por el estilo, es entendible solo bajo esta nueva concepción de lo que "está bien" y lo que "está mal", que solo tiene por objeto convertirnos en un grupo de indolentes que aceptamos cualquier cosa porque ello lo dicta la nueva sociedad y todo lo que era respetable pasó a ser ridículo.

Así, fuimos espectadores de los homenajes realizados por algunos protegidos de la actual gestión de gobierno, quienes festejaron públicamente la demolición de las Torres Gemelas de New York en 2001, así como la presentación de un terrorista de la ETA como una celebridad en una universidad y la frecuente apología de los delincuentes enrolados bajo el nombre "FARC".

Estos trascienden como casos extremos de lo que no se debe hacer; por lo menos, bajo la concepción de sociedad que quiere la gente de bien. Claro que para que haya gente de "bien", tiene que saberse qué es el "bien", pero hasta eso está siendo cuestionado.

Resultaría muy molesto admitir que ha triunfado la subversión, en el sentido etimológico, pero eso tendremos que hacer dentro de no mucho tiempo. La "libertad" en todos sus sentidos está siendo cuestionada.

Como podemos corroborar en la historia, todo proceso de este tipo es reversible, en algún momento alguien se cansa, promueve el cambio y el resto de los inconformes lo sigue.

Lo grave es que cuanto más compromete un gobierno la libertad de los ciudadanos y Libertad o Autoritarismo.más viola sus derechos, más violenta será la vuelta a un sistema legítimo y pocos ciudadanos están dispuestos a sufrir las consecuencias de accio-nes heroicas, hasta que sea tarde.

Recordemos la huida de Filipinas de Imelda Mar-cos y su posterior deten-ción por haber sustraído del erario solo 684 millo-nes de dólares; también, el trágico final de Ceau-cescu y su mujer en Rumania luego de déca-das de tiranía y tantos otros que hicieron de las suyas desde el gobierno y terminaron mal.

 

La dirigencia somos muchos

Pensar que la dirigencia es solo el presidente de la Nación es una simplificación extremadamente ingenua. La más mínima decisión política en cualquier ámbito le corresponde a la dirigencia, y sus errores dan en algún momento, resultados desastrosos. Comenzando con los tres poderes del estado cuando uno legisla bajo intereses ajenos al fin expresado, otro que decreta en contra de una ley superior, otro que libera arbitraria e irresponsablemente a un criminal o falla por fuera de la norma establecida; siguiendo por los integrantes de un colegio profesional o sindicato, una escuela, un club, una empresa y todo aquél con cuyas decisiones se solucionan problemas, se los evita o se los genera.

Desde el gobierno se han generado innumerable cantidad de problemas con el solo fin de satisfacer las necesidades particulares de los integrantes del propio gobierno; en una sociedad que reconoce el "bien", la República se encarga de modificar esas decisiones para evitar un daño. En una sociedad que no reconoce el "bien", no hay posibilidad de remediar lo actuado "mal", porque este concepto no tiene una definición clara.

 

Un claro ejemplo

El ejemplo de la reacción de los distintos actores de la sociedad sobre la proyectada apropiación de los depósitos previsionales de los ciudadanos, es el más claro de los que podemos ser espectadores: El Poder Ejecutivo propuso la sustracción de dineros privados y envió un proyecto al Congreso Nacional. (Ver el proyecto).

Multitudinaria marcha del 28/11/2008 que no existió.

 

En una República sana, los legisladores le habrían dicho de forma inmediata, ¡Señores esto califica como robo!... ¡El proyecto no sigue su curso!, sin embargo, muchos de estos representantes entendieron que podían sacar provecho de la situación y están pidiendo algún dispendio para sí, para su carrera política o para su provincia, sin importarles si ello configura un desfalco. Este tipo de cosas ocurre cuando se mezcla mucho dinero y moral liviana y, lamentablemente, no alcanza el número de representantes no ignoran que el "bien" está bien y el "mal", mal.

En una República sana, si el Ejecutivo y el Legislativo cometen semejante delito, el Culpable!Poder Judicial actuaría indicando que no permitirá que se perpetre, pero, viendo lo ocurrido con la sustracción de los depósitos bancarios en 2002, la interpretación de lo que es un robo no está muy clara para la Justicia.

Por último quedan los resortes en los que confían los ciudadanos como es el caso de los medios de comunicación. En este ejemplo vemos como el señor Boudou se pasea por radio y televisión explicando los beneficios que tendrán los ciudadanos, luego de ser robados por el gobierno e, inmediatamente, en las tandas publicitarias se puede ver y escuchar la publicidad estatal de la A.N.Se.S., que este preside.

En una República sana la sociedad debería advertir que esto es incompatible o que debería serlo y reclamar por ello. Siempre, teniendo en cuenta que se conoce la diferencia entre el "bien" y el "mal", pero la decadencia de nuestra dirigencia es tal, que no interesa si el gobierno utiliza nuestro dinero para realizar campañas que nos convenzan de que lo están gastando de forma correcta, por más que la sociedad lo advierta a tiempo.

El recurso que queda es peticionar en las calles, ya que la mayoría de los despachos públicos están para otra cosa, y los que están para eso no dan abasto.

Estas manifestaciones solo se ven cuando al gobierno que abona la publicidad le conviene, ya que sinó, los medios masivos que no acompañen este círculo vicioso, muy vicioso, no tendrán los ingresos necesarios para subsistir, entonces, se suman a ese círculo vicioso y contribuyen abiertamente con el delito. ¡Claro!, es mucho dinero y la moral escasea.

Dado el sospechoso silencio que emana de las AFJP sobre esta cuestión, y teniendo en cuenta el contexto de integridad de la dirigencia en general, no es difícil convencerse de que las sociedades administradoras hayan realizado algún arreglo monetario oculto con los dineros de nuestros fondos, que tampoco les pertenecen, a modo de resarcimiento por su cesantía de lucro, y así, no defenderán lo que tendrían que preservar porque su cuenta cierra igual. Pero ésta es solo una presunción perversa.

 

El problema de la democracia

La democracia siempre fue un problema para los totalitarios, Mussolini, Stalin, Hitler, Castro, etc. Si llegase a perpetrase la depredación previsional, a esta siniestra lista habría que sumarle el matrimonio Kirchner.

Recordemos el prontuario que detentan desde su primer gobierno: Listas negras de periodistas, economistas e historiadores; intromisiones partidarias desde la justicia cautiva; la tristemente famosa transversalidad que captó cuanto político vacante encontró, sin importar su origen ni valores; la estrecha vinculación con terroristas; la larga lista de funcionarios indultados, convictos por delitos contra la democracia y muchas otras calamidades que a este gobierno le sobran.

A ello hay que sumarle el hecho de intentar confinar a los aportantes de los fondos de capitalización previsional a un sistema monopólico, arcaico e injusto; los que aún tienen la posibilidad de "elegir" quien administre su "previsión".

Los que "eligieron" por el sistema de capitalización son varios millones y se les quiere quitar esa libertad. Luego, no habrá opción para elegir libremente.

Democracia no es solo votar. Resulta que, como nos van quitando algo de libertad de a poco, no nos damos cuenta de lo que hemos perdido con esta gente. En este caso, la libertad que se quebrantará será fatal para la República. Algo lamentable de todo esto es que los responsables indirectos no se han dado cuenta aún de lo que apañan. Mañana será tarde.

En momentos como estos es necesario pensar en lo que decía Francisco "Paco" Manrique: "Cuando parece que todo está perdido, hay que volver a las fuentes".

 

Queda poco tiempo

Recuerdo que, luego de que más de la mitad de la Asamblea Legislativa vivó y vociferó de pie a Rodríguez Saa hasta perder el decoro, cuando éste indicó que revisaría la cuestión de la deuda externa, se sucedieron los discursos; algunos, se asemejaron a la opinión de algún turista, otros se lamentaban de lo hecho por el gobierno del que no advirtieron que formaban parte, pero, llamó la atención uno memorable y brillante; no por ser de alguien de mi línea política, sino todo lo contrario.

El diputado Luis Zamora comenzó preguntando y lo reiteró: ¿Dónde estaban, señores diputados?... el resto fue un reclamo que llenó de bochorno sólo a los más nobles integrantes de las cámaras, no obstante responder a su ideología particular.

Probablemente, si nuestros representantes avalan esta conspiración, no solo estarán violando el espíritu y la letra de la Constitución Nacional, sino gran parte de los tipos penales del Código.

 

En algunos meses, cuando los dineros usurpados a la previsión de los ciudadanos vayan a pagar gastos superfluos, se conviertan en subsidios al asueto de los amigos de la pareja reinante, otra porción sea embargada por los acreedores de la deuda impaga y el remanente corra la misma suerte de aquellos fondos incógnitos de la Provincia de Santa Cruz; alguien con prudencia, desde alguna banca del Congreso Nacional, preguntará abatido: ¿Dónde estaban señores diputados?Gustavo P. Forgione

 

 

 

 

 

 

Gustavo P. Forgione
gustavo@forgione.com.ar
Director

 

Vea el Suplemento:  Sistema Previsional

Bajar en MS WordBajar este artículo en un documento MS Word para imprimir


Medidas contra la inseguridad en la Ciudad de Buenos Aires

Más Herramientas para los Jueces

Por Martín Borrelli

Días atrás, el ex presidente Néstor Kirchner se lanzó contra la justicia y la declaró responsable de que los delincuentes anden libres por las calles. Curiosamente, el Presidente de la Corte Suprema de Justicia reforzó ese comentario diciendo que la Justicia no debía ser una puerta giratoria. Ambos sobreactuaron claramente la situación. El primero, porque junto al garantismo en boga, es uno de los máximos responsables de haber hecho trizas el principio de autoridad en nuestro país apañando a cuanto piquetero patotero sirviera a su causa. Basta recordar la apretada piquetera a Shell y la toma de la comisaría de la Boca por parte de D'Elia. El segundo porque se dirigió a los jueces como si él no formara parte del Poder Judicial. Tal vez piensa que sigue siendo senador nacional por el PJ. La cuestión es que la lupa se ha posado sobre la justicia -eso no está mal porque hay jueces horribles- pero una vez más la política se hace la distraída. Como bien dijo un magistrado, los jueces aplican las leyes que hacen los políticos. Y además, no son responsables por los escasos recursos que el estado pone a disposición del sistema penal para combatir el delito. Por eso es muy auspicioso que en la Ciudad de Buenos Aires, la Legislatura haya sancionado la ley de creación del Cuerpo de Investigaciones judiciales (CIJ) que cumplirá funciones de policía judicial de la ciudad, auxiliando al Ministerio Público Fiscal en la investigación de delitos, contravenciones y faltas.

El CIJ se articula así como un sistema organizativo y procedimental que asegura la Dactiloscopia.búsqueda, recolección y conservación de las pruebas de cargo y de descargo, ya sea para acusar o instar al sobreseimiento. Se espera así  que coadyuve a la eficacia del proceso penal y contravencional.

La Policía Judicial es independiente por cuanto actúa con prescindencia de otros poderes del Estado procurando asegurar la verdad sobre el delito y la aplicación de la Ley y además, es imparcial ya que no sólo obtiene las pruebas de cargo, sino que está obligada a recoger aquellas que sean de descargo también.

El CIJ depende directamente del Fiscal General de la Ciudad y bajo sus órdenes se estructuran un Departamento de Investigación Judicial y otro Técnico Científico. Este Departamento está compuesto por los gabinetes de Dactiloscopia, Documentología, Laboratorios.Balística, Accidentología, Medicina Legal, Psicolo-gía, Química y Apoyo tec-nológico.

Se cumple así con un ob-jetivo no solo establecido en la Constitución Nacio-nal y de la Ciudad Autóno-ma de Buenos Aires, sino en distintos tratados inter-nacionales a los que la República Argentina se ha obligado, de asegurar la vida, integridad física y libertad de sus habitantes mediante un sistema de Justicia que con pleno respeto del debido proceso legal, investigue y permita la sanción de quienes vulneren la ley.

 

 

Diputado Martín Borrelli

 

 

 

 

Dip. Martín Borrelli

despborrelli@diputados.gov.ar

Diputado

de la Ciudad de Buenos Aires

 

 

 

 

 

Bajar en MS WordBajar este artículo en un documento MS Word para imprimir


Carta publicada el 2 de Noviembre en el diario La Nación

"Propiedad privada"

 

lanacion.comSeñor Director:

 

"Por estos días se está presentando el proyecto de incautación de los fondos previsionales de millones de ciudadanos como una facultad del Gobierno en detrimento de los ciudadanos. Estos aportes son «tan de propiedad privada» que son hereditarios como cualquier otro bien cuando el propietario fallece. No son ni deberían ser considerados propiedad del Estado."

 

"En el caso de permitir el desfalco planeado, todos los otros bienes de los ciudadanos podrán ser sometidos a la voluntad del «Poliburó», como sucedió durante décadas en los imperios caídos."

 

"¿Es que acaso hemos perdido totalmente la dignidad popular?"

 

Gustavo P. Forgione

gustavo@forgione.com.ar

 


 5 de Noviembre de 2008

 18:00 horas

 

Convocamos a los ciudadanos a manifestar su rechazo al proyecto de sustracción de nuestra previsión social

 

El encuentro será en todas las plazas del país a las 18:00 horas, como ocurrió el pasado 28 de Octubre. Pese a que solo se vio en algunos medios independientes locales, en los extranjeros  y en sitios privados en Internet, igualmente ocurrió.

 

Para mayor información, ingrese en el  Suplemento  Sistema Previsional , donde mostramos la lista de algunos grupos del sistema  facebook , dedicados a la convocatoria en todo el país. Las páginas de estos grupos contienen información actualizada sobre las reuniones; si allí no encontrase lo que busca, puede comunicarse con el director de La Hoja Federal, quien lo orientará sobre las marchas en su localidad.

La Hoja Federal

Multitudinaria marcha del 28/11/2008 que no existió.


La Hoja Federal

 

Director
Gustavo P. Forgione

 

Correo electrónico: hoja@infored.com.ar

 

Teléfonos:
Lectores y Redacción:
(011) 4338-3071
Director:
(011) 15 + 5109-8824

 

Periodismo de opinión, libre e independiente

 

 

 

 

 

Vea el último número
desde aquí

 

 

 

 

 

Suplementos:

 Sistema Previsional  -   Retenciones   -   Aviación Civil   -   Malvinas 

 

Suscripción

Suscríbase o suscriba a un amigo a La Hoja Federal

mediante nuestro formulario en línea ingresando desde aquí

o envíenos un mensaje a hoja@infored.com.ar

La suscripción no implica adhesión ni afiliación al Partido Federal

 

Baja de Suscripción

Si no quiere recibir más esta publicación o modificó su dirección de correo electrónico, envíenos un mensaje a nuestra dirección indicándolo.

 

Formulario de afiliación al Partido Federal