Este documento debe ser maximizado para verse correctamente.                                              También puede consultar La Hoja Federal en Internet

La Hoja Federal

La Hoja Federal

Periodismo de opinión, libre e independiente

Argentina


Año 19  Número 167

República Argentina, 28 de febrero de 2017

Publicación de distribución electrónica
por suscripción



Ante toda acción determinada del gobierno se contrapone una acción artera y contraria

Nuevo manual de campaña

La oposición definió su estrategia para promover la caída del presidente de la Nación

Por Gustavo P. Forgione

Desde varios meses antes de que el presidente Macri fuera elegido por el pueblo, los exponentes más vivaces del otrora oficialismo prometieron que éste no concluiría su mandato.

Así, vimos a personajes como Esteche, D'elia y Mariotto, unidos al indescriptible Amado Boudou indicando que "cuando gane Macri vamos a salir a resistir"; luego, con el nuevo presidente ya elegido, estos personajes estrecharon filas con la Pastoral Social a cargo de Mons. Lozano, y comenzaron a verse los primeros atisbos de sediciones grotescas.

El caso de Emilio Persico fue más oscuro y efectivo aún, se alejó de sus anteriores amigos en la cruzada por Irán para asociarse a Juan Grabois, titular de una agrupación denominada "Confederación de Trabajadores de la Economía Popular" y quien fue nombrado por el Papa Francisco "Consultor Vaticano del Consejo de la Justicia y la Paz". Luego de esta alianza en julio de 2016 se produjo el sitio a la ciudad de Buenos Aires, con ollas populares, cortes de calles, piquetes y todo lo acostumbrado que hacen estos grupos para generar caos, por el caos en sí mismo.

Se dice que, históricamente, la oposición le otorga al nuevo oficialismo una tregua de 100 días para comenzar las embestidas contra su gestión, en lo que la cultura mediática llama premiosamente "luna de miel"; éste no fue el caso de la ex presidente, ni de las más altas autoridades de la Iglesia Católica, ni de los personajes citados.

Hasta aquí, la acción directa, evidente y de fácil percepción por cualquiera que transite a varios kilómetros de los edificios del gobierno federal y que lea los títulos de los diarios.

En relación con "los primeros 100 días de gobierno", vemos que, la eliminación del cepo cambiario y el default con los llamados fondos buitre se solucionaron casi inmediatamente de comenzada la gestión de gobierno, seguidas de la liquidación acordada de las maniobras, por parte del BCRA de la anterior gestión, del dólar futuro a precio vil; todo ello, hecho dentro del período citado, por lo cual, estas cuestiones quedaron en el olvido.

Todo lo que vemos luego de éste período, se trate de soluciones a problemas serios o no, serán tomadas como mala gestión, aún cuando su resultado sea óptimo o se trate simplemente de una obligación administrativa.

 

Nuevo Manual

Existe un nuevo "manual de procedimientos para el buen opositor", que torna las acciones de gobierno como un error, aún cuando su solución sea la adecuada.

Cabe destacar el caso de la eliminación del programa "Fútbol para todos" que sería sólo un trámite, no obstante, los escollos encontrados durante casi un año, dilataron la cuestión hasta desmerecer toda la gestión, aún cuando su resultado fue la solución prometida durante la campaña presidencial.

Puede alegarse que la información brindada por los medios de comunicación no fue fidedigna, que existen intereses económicos dañados de la dirigencia de las instituciones deportivas y que, por ello, no se informó claramente lo sucedido. En todo caso, una medida prometida y cumplida, no se refleja como tal en la opinión pública.

Es presumible que, si esta solución se hubiera realizado durante los "primeros 100 días", el resultado habría sido un éxito o, al menos, no habría sido deteriorada.

 

Errores inexactos

Desde hace un mes, hemos notado que todas las cuestiones de gobierno son planteadas públicamente como "errores para volver atrás".

Correo: Pudimos ver que la solución de la deuda de la sociedad que administró el Correo Argentino, perteneciente al padre del presidente de la Nación antes de 2003, habría sido una mera cuestión administrativa del fuero comercial, que se mantuvo pendiente durante catorce años sin trámite efectivo, pero desde hace poco menos de un año fue tramitada como indica la ley, pero su desenlace se presentó públicamente como una falencia del gobierno federal y, aún cuando el mismo presidente de la Nación indicó que hubo un error y volvió atrás con el trámite, esto no fue tal cosa.

¿Cómo sería posible explicarle a la mayoría de los ciudadanos que jamás experimentaron una situación de convocatoria o un concurso de acreedores, que los intereses en juego se congelan desde su presentación?.. Éste fue el caso, el procedimiento fue el indicado por las normas y el resultado, razonable; pero el público entendió que, en algún momento hubo un intento de estafa o un error, que no fueron tales.

Esta situación dio lugar para la aplicación de las reglas del Nuevo Manual por parte de la oposición; así, el señor Sabbatella inició el rumor que existiría una condonación de una deuda de $ 70.000.000.000.- para padre del presidente de la Nación, lo que fue secundado por algunos noticieros, opinadores y, en pocas horas, la militancia se encargó de notificar a la población de esta estafa inconmensurable mediante las redes sociales, que sin tener asidero, aún existen ingenuos que creen que todo se trató de un intento de estafa.

Mercado aeronáutico: Nuestro país viene de un estancamiento atroz de la aviación comercial, ya que la última línea aérea que obtuvo permiso para la explotación de rutas aéreas regulares fue LAN Argentina en 2005, en momentos en que el Grupo Kirchner estaba enemistado con Aerolíneas Argentinas S.A. y quería arrasarla.

Esta situación llevó a nuestro país a que se vuele menos que hace veinte años y que el precio de los pasajes sea privativo de los más ricos.

Hace poco menos de un año se presentaron, ante la autoridad aeronáutica, cuatro empresas nuevas para invertir en el sector: Alas del Sur S.A., American Jet S.A., Avian Líneas Aéreas S.A. y FB Líneas Aéreas S.A., más las nuevas rutas solicitadas por Andes Líneas Aéreas S.A.

En esta oportunidad, el trámite indicado es la solicitud de rutas, el llamado a Audiencia Pública, la evaluación de la autoridad sobre la capacidad técnica y el otorgamiento de esas rutas. El trámite ocurrió como es debido, la Audiencia Pública se celebró normalmente, llegaron las aprobaciones y las empresas compraron sus aviones y emplearon el personal inicial para comenzar a operar.

Esto, que debería haber tenido por título, "Llegaron nuevas inversiones al sector aeronáutico", pasó a ser, tardíamente, una denuncia por alguna cuestión incierta tal como, que AVIAN es una máscara de la familia Macri, sin entender que AVIAN es una más entre las cinco empresas que pidieron rutas y que, ni siquiera es la que más rutas pidió. Luego, surgió la noticia de que MacAir es una empresa de la familia Macri, ignorando que ésta vendió esa línea aérea en 2016 a Avianca Holding, propiedad de Synergy Aerospace, para ingresar en el mercado más fácilmente.

El "Nuevo Manual del Buen Opositor" indica que: "ante una buena noticia debe contraponerse un escándalo", como la noticia de que la familia Macri no es más dueña de MacAir desde hace un año es fácilmente verificable, se sumó el dato que Mario Quintana fue director en 2004 de una sociedad donde fue socio uno de los dueños actuales de FB que opera bajo el nombre de "flybondi"... para el militante opositor es fácil relacionar esta cuestión para hacer entender a los más crédulos en las redes sociales, que Mario Quintana es flybondi y que Macri es Avianca.

Luego de estos corrillos sin sustento, un puñado de diputados del Frente para la Victoria presentó un proyecto para asentar estos rumores, y la noticia: "las nuevas inversiones en el sector aeronáutico traerían 37.000 nuevos puestos de trabajo directos e indirectos a las operaciones aéreas", se transformó en un escándalo de proporciones para opinadores ingenuos.

Incluso, un periódico en extremo oficialista durante el régimen kirchnerista llegó a titular: "Sin aviones pero con muchos contactos", un artículo publicado diez días después de que el fabricante ATR notificara oficialmente la entrega de los primeros aviones a Avianca. En una demostración total de menosprecio por el intelecto de sus lectores.

A ello, se suma el sindicalista de los pilotos de Aerolíneas Argentinas, Pablo Biró, manifiestamente partidario de la ex presidente y de su delfín Daniel Scioli, quien, aún sabiendo que pocas de las nuevas ruta aéreas compiten con la empresa de sus sindicados, ahora estatal, sólo se opone a estas nuevas inversiones en una clara posición monopolista inútil, a modo de "perro del hortelano", ya que estas nuevas empresas cubrirán muchas rutas que no son satisfechas por Aerolíneas Argentinas, tanto porque no demostró interés ni las solicitó, como porque no tiene los aviones regionales con la capacidad técnica óptima para alcanzarlas.

 

Desde principios del siglo, la conducta de las distintas gestiones de gobierno ha hecho pensar a los más jóvenes que "hacer buenos negocios implica necesariamente la concreción de un ilícito en detrimento del estado", pero resulta raro que, quienes más dudan de que esto haya cambiado, ya cuenten con más de medio siglo de ciudadanía.

Otra lamentable costumbre de aquel período fue que los funcionarios fundaban o compraban empresas estando en funciones, en vez de venderlas.

 

Ganancias y escalas impositivas

Uno podría pensar que sólo el entorno actual de la ex presidente es quien opera en la prensa para establecer estas noticias positivas para el país para que sean escándalos, pero no es así.

Podemos ver como Sergio Massa, aún antes de su alianza con Margarita Stolbizer, puso su granito de arena a este tipo de información.

Desde ese espacio, durante la misma semana en que el gobierno nacional oficializó el aumento del mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias, oportunamente, presentaron un proyecto, tan ambicioso como insostenible, sobre la reforma de este impuesto, echando por tierra con la noticia original que indicaba que se redujo la cantidad de aportantes de menores ingresos, lo que mejoró la situación de muchos.

Al poco tiempo, el proyecto de la oposición fracasó y todo quedó como si el oficialismo no hubiera hecho los retoques que sí realizó.

 

Haberes jubilatorios

Es fácil recordar cómo, hace un par de años, los aumentos automáticos y obligatorios de los haberes jubilatorios eran festejados por la Cadena Nacional de la entonces presidente, como si ellos hubieran sido actos de benevolencia de quien regía el gobierno.

Por estos días, hemos visto que poco después de haber hecho realidad la Reparación Histórica a jubilados y el día previo a que opere el aumento automático, apareció un nuevo escándalo que opacó, no sólo el aumento automático sino la reparación a 300.000 jubilados que recibieron un aumento del 28,9 % desde el mes de enero, mejorando su situación notablemente.

De acuerdo a la interpretación de la Ley, cuyo Anexo establece los aumentos que deben operar, la ANSeS aplicó taxativamente lo que indica la Ley y modificó la ecuación para que estos números sean exactos. Así, en vez de que los jubilados vean aumentados sus haberes en 12,96%, los datos correctos dieron 12,65%.

Claramente, para la oposición, no era buena noticia ni el aumento automático ni la reparación histórica, y el Manual cumplió su cometido una vez más, incluso antes de que estos números sean publicados en el Boletín Oficial que los convertiría en norma, la noticia fue: "REBAJAN LAS JUBILACIONES". Tan convincente fue esta noticia que, hubo jubilados alterados ante la situación, y hasta en sesión de la Cámara de Diputados, representantes propios y ajenos vociferaron aduciendo que "los haberes jubilatorios no pueden bajarse"... incluso, algunos llegaron a pedir la cabeza del presidente y otros la del titular de la ANSeS.

El resultado de haber interpretado correctamente una norma por el organismo de aplicación de la Ley, resultó en un escándalo que, el presidente de la Nación, optó por indicar que hubo un error que, si revisamos la norma como se debe, no fue tal cosa.

 

Otros tiempos, otros modos

Queda claro que estamos en un año electoral y, así como ocurre en la región, a la que recientemente se sumó el nuevo Estados Unidos de Donald Trump, las discusiones políticas son batallas sin cuartel, donde no hay lugar a prisioneros y donde el otro es un enemigo que no merece contemplaciones de ningún tipo.

Hemos visto cómo, en la entrega de los Premios Oscar, donde una grosera oposición se burló públicamente del mucho más grotesco presidente de ese país, apareció una mano negra que colocó un sobre gemelo para que la entrega del último y más importante premio fracasara, y lo logró.

Inmediatamente, ante estas situaciones, nos aparece el recuerdo de una puerta de utilería, cerrada con llave dentro de un estudio de televisión, por donde debería salir un presidente.

Ese episodio, que nos recuerda al protagonizado en vivo por Marcelo Tinelli y como invitado al entonces presidente de la Rua, no fue una casualidad ni un accidente, sino la operación de quienes tienen por labor ridiculizar a determinadas personas y generalmente tienen éxito. Como prueba de que ello fue una operación planeada, cabe recordar que "exacta situación" fue vivida por el entonces presidente de Estados Unidos, George W. Bush hijo, tres años después.

 

 

Cabe recordar también, porque volverán a ocurrir, las oposiciones de algunos medios politizados, a cualquier medida de gobierno, aún las más lógicas y obligatorias, tal como el Censo 2001, cuya oposición por parte de los programas de horario central como el entonces "Después de Hora", que presentaba como "inútil" a ese censo e incitaba a la gente a que ni siquiera atienda al censista. Esa y otras obstrucciones tan absurdas, aún resuenan en los oídos de los más memoriosos.

 

Teatro de Operaciones

Ante tantas promesas expresas de la oposición de "voltear" la presidencia de Mauricio Macri, no es difícil pensar que cada acción de gobierno, de aquí en más, conllevará una acción contraria que concluya en una denuncia para generar un escándalo, sin importar si cada medida refleja un beneficio para el país, como las inversiones esperadas en el sector aeronáutico, si consideran una mejora en los haberes jubilatorios, si consisten en la rebaja de impuestos a los sectores más castigados, o si tienen por objeto evitar gastos superfluos del estado.

Es presumible que desde el Vaticano vuelvan las afirmaciones de que "la Argentina de Macri es igual a la del año 1955", o el insólito pedido papal al presidente de la Nación sobre la impunidad para delincuentes aún condenados por el Poder Judicial de una provincia, o que vuelvan las excusas protocolares como que éste no le permite saludar al presidente de Argentina y sí al de Italia, Francia o a los dirigentes de la FIFA al momento de ser elegidos.

Es esperable que desde la OEA, y más precisamente desde la CIDH, regida por el infausto juez Eugenio Zaffaroni, aparezcan propagandas sobre algún incumplimiento reciente de los derechos humanos en nuestro país.

Asimismo, es factible que el Metrobus, donde fuere, sea cortado periódicamente para evitar que se note su eficiencia; que los subtes de Buenos Aires sufran algún desperfecto en momentos en que no exista motivo real para una huelga o que se descompongan pasajeros a bordo para así cortar todo el tránsito en sus líneas.

Todas estas hipótesis y algunas más ocurrentes, serán experimentadas por los argentinos hasta que concluyan las elecciones de medio término dentro de varios meses, por lo cual, la imaginación publicitaria estará al servicio de la propaganda por un tiempo demasiado extenuante para los ciudadanos.

 

Otra actitud

Pareciera que la mayoría de los argentinos no deseamos continuar con esta forma de hacer política, que tiene al otro por enemigo a vencer en batalla, o alguien a quien maltratar en un debate, sin importar si lo asiste la razón. En éste sentido, los dirigentes de la coalición Cambiemos han demostrado que se encuentran cerca de Mandela y Gandhi, y muy lejos de Stalin y Göbbels.

Si bien, esta actitud positiva resulta más agradable para la cotidianeidad de los ciudadanos, el tiempo para que la población asuma como propia una conducta tan sociable, no es coincidente con los plazos electorales; más aún si pensamos que durante estos últimos años, la virtud se ha subvertido a un sinónimo de debilidad.

 

Sería admirable que el presidente de la Nación no cambie su forma particular, pero sería igual de importante que no asuma erratas que no lo son, aún si ello fuera en honor a la concordia.

 

 

 

 

 

 

Gustavo P. Forgione
Director

 

Página Web  facebook  Twitter  Correo electrónico  Whats App +54 911 5109-8824

 

 

Baje éste artículo

en un documento Word


    Compartir en google+

 


Publicaciones relacionadas:

 

Encuentre más artículos relacionadas en el Buscador Interno de La Hoja Federal

 


La Hoja Federal

 

Director

Gustavo P. Forgione

 

Teléfonos:

(011) 15 + 5109-8824

 

Los editoriales y artículos del director pueden ser difundidos citando la fuente y los derechos reservados.

Para transcribir otros  artículos firmados, debe consultar con su autor y con La Hoja Federal

 

Alojamiento en Internet: InfoRed

 

Vea el último número desde aquí

Ir al Índice General y buscador interno


 

Suplementos:

 Sistema Previsional  -   Retenciones   -   Aviación Civil   -   Malvinas 

 


Suscripción

Suscríbase gratuitamente o suscriba a un amigo a La Hoja Federal

mediante nuestro formulario en línea ingresando desde aquí o envíenos un mensaje a hoja@infored.com.ar

 

Baja de Suscripción

Si no quiere recibir más esta publicación o modificó su dirección de correo electrónico, envíenos un mensaje a nuestra dirección hoja@infored.com.ar, indicándolo.


Publicación protegida por la Ley 11.723 y las normas del derecho de autor.

Inscripción  DNDA: 838.831 - © 1999 - 2014 - 2015 - 2016