Este documento debe ser maximizado para verse correctamente.                                              También puede consultar La Hoja Federal en Internet

La Hoja Federal

Periodismo de opinión, libre e independiente

Bandera Argentina


Año 12 - Número 133

República Argentina, Jueves 16 de Diciembre de 2010

Publicación de distribución electrónica
por suscripción


Sumario:

Autismo peligroso - Por Gustavo P. Forgione

Ministerio de Seguridad para que haya seguridad



El riesgo de pensar que nuestros errores no interesan en la región

Autismo peligroso

Ejercicios militares sin aeronaves argentinas, conflictos sin hipótesis y delitos sin policía

Por Gustavo P. Forgione

Desde principios de este milenio, los argentinos,  nos hemos acostumbrado a pensar que somos parte de América Latina debido a una cuestión filosófica, porque hablamos parecido o porque estamos rodeados por las mismas aguas.

Bajo estos preceptos, si desconocemos que nuestros vecinos están creciendo a valores reales varias veces por sobre nuestros propios elaborados números, podríamos creer que no importa si faltamos al ritmo del crecimiento común, y menos aún de alguna evolución más intangible como lo es la civilización.

Es evidente que Argentina ha dejado de ser el país que traía iluminación a los vecinos con leyes universitarias de progreso, con un crecimiento sostenido que atraía inmigrantes e inversiones del viejo mundo y con una movilidad social que, entonces, otorgaba dignidad al ciudadano.

¡No!... desde que comenzó el milenio nos hemos convertido en todo lo contrario a lo que representábamos el siglo pasado.

Resulta claro que no formamos más parte del grupo de países cuyos ciudadanos medios "viven bien"; que dejamos de tener una universidad entre las cien mejores del mundo; que ya nos cuesta andar en libertad por nuestras ciudades sin pensar en que nos van a asaltar.

Nuestro país ha dejado de ser un ejemplo, ha dejado de ser parte del crecimiento común, ha dejado de ser tal; y esto se hizo indiscutible durante el último lustro. Lo más grave es que al gobierno nacional no le importa.

 

Argentina: ¡Ausente!... Un mal ejemplo

Hasta hace unas semanas, formábamos parte de los ejercicios CRUZEX, que consisten en prácticas de defensa presentadas como juegos de guerra de nuestra región.

CRUZEX es el ejercicio de coalición militar de la región, principalmente aéreo, y se desarrolla anualmente en la ciudad brasileña de Natal.

Como casi todos los años, habían comprometido su asistencia Argentina, Brasil, Chile, Estados Unidos, Francia y Uruguay como integrantes naturales de esta coalición.

La voluntad de las fuerzas argentinas por participar de estos ejercicios fue tan evidente e ineludible que el sistema operativo informático de los juegos de guerra está desarrollado por la Fuerza Aérea Argentina.

Los ejercicios comenzaron el día 28 de Octubre y se desarrollaron normalmente hasta el 19 de Noviembre de 2010. También asistieron como observadores, representantes de Venezuela, Bolivia, Canadá, Colombia, Ecuador, Inglaterra y Paraguay.

Lo único lamentable de este ejercicio fue la ausencia de las aeronaves comprometidas por nuestro país... no hubo explicaciones oficiales, no tuvo repercusión en los medios de información argentinos y no preocupó en lo más mínimo al Ministerio de Defensa.

Afortunadamente, el personal de la Fuerza Aérea Argentina, encargado de operar el sistema operativo, ya se encontraba en el teatro de simulacros al momento del "olvido oficial" de enviar al Congreso Nacional el decreto que autorice el movimiento de tropas para este ejercicio.

El resultado de esta negligencia de nuestro gobierno nacional fue la ausencia de la República Argentina en el ejercicio de coalición militar más importante de la región, diferencia notable con todos los otros países que asistieron y percibieron nuestro abandono.

Un verdadero papelón que fue subsanado por nuestros vecinos, que callaron lo más posible nuestra innegable desprolijidad.

Ante tal insolencia, negligencia e ingratitud de nuestras autoridades de defensa para con los países de la región, cabe recordar aquella frase doméstica que hoy modificamos y que ahora diría así: - Cuando Argentina entre en guerra... ¿quién la va a ayudar?

 

 

 

 

 

 

Gustavo P. Forgione
gustavo@forgione.com.ar
Director

Bajar en MS WordBajar este artículo en un documento MS Word para imprimir


Una nueva simpleza para un viejo problema

Ministerio de Seguridad para que haya seguridad

Con la creación del nuevo ministerio y un enroque de ministros, se plasma el proyecto de placebo que imagina controlar el delito.

Inspirados por una teoría que se basa en aumentar la inteligencia sobre el crimen, en detrimento de las acciones directas para reprimir el delito, un grupo de notables encabezados por Horacio Verbitsky, ex inteligencia del grupo terrorista Montoneros, Alejandro Mosquera, ex secretario de la Federación Juvenil Comunista, otros colaboradores de la misma serie y León Arslanian, son los autores de esta novedad de crear un ministerio con el nombre de una falencia gubernamental para terminar con el error.

En el mejor de los casos, esto resulta una ingenuidad que se basa en aumentar la jerarquía de los funcionarios del área que antes era una secretaría, para darle más potencia a las acciones políticas de los funcionarios de segundo nivel que ahora tendrán mayores sueldos.

 

JPG - 91.7 KB

En el peor de los casos, existe la evidente sospecha de que el nombramiento de Nilda Garré a la cabeza de este nuevo ministerio tenga por objetivo repetir lo que hizo la funcionaria cuando estuvo a cargo del Ministerio de Defensa y fue la destrucción y el desarme de la Fuerzas Armadas.

Cabe recordar que la ministra ocupó un puesto parecido al que constituye este nuevo cargo cuando fue viceministra del interior en 2001, gestión mientras la cual se produjeron las sospechosas fugas de detenidos peligrosos del Departamento Central de la Policía Federal, lo que mereció varias hipótesis de connivencia que aún hoy persisten.

Este nuevo ministerio fue creado a partir de la barriada que comenzó en el Parque Indoamericano, siguió luego en Bernal, Villa Lugano y otras secuelas. Configura la típica reacción espasmódica de un gobierno que, al no tener planificación de mediano plazo, se conforma con algunas medidas inmediatas que hagan pensar que el problema se solucionará; todo, exclusivamente para juntar algunos votos.

 

Bajar en MS WordBajar este artículo en un documento MS Word para imprimir


La Hoja Federal

 

 

Publicación protegida por la Ley 11.723 y las normas del derecho de autor.

Inscripción  DNDA: 838.831

© 1999 - 2010

 

Director

Gustavo P. Forgione

 

Teléfonos:

(011) 15 + 5109-8824

 

Los editoriales y artículos del director pueden ser difundidos citando la fuente y los derechos reservados.

Para transcribir otros  artículos firmados, debe consultar con su autor y con La Hoja Federal

 

 

Vea el último número
desde aquí

Ir al Índice General y buscador interno

 

 

Suplementos

Radiodifusión - Sistema Previsional - Retenciones - Aviación Civil - Malvinas

 

Suscripción

Suscríbase gratuitamente o suscriba a un amigo a La Hoja Federal

mediante nuestro formulario en línea ingresando desde aquí o envíenos un mensaje a hoja@infored.com.ar

 

Baja de Suscripción

Si no quiere recibir más esta publicación o modificó su dirección de correo electrónico, envíenos un mensaje a nuestra dirección hoja@infored.com.ar, indicándolo.