Este documento debe ser maximizado para verse correctamente.                                              También puede consultar La Hoja Federal en Internet

La Hoja Federal

Órgano oficial de prensa del Partido Federal

Bandera Argentina


Año 11 - Número 126

República Argentina, 11 de Junio de 2009.

Publicación de distribución electrónica
por suscripción.


Sumario:

Cuando no hay un modelo - No existen políticas de estado - Por Gustavo P. Forgione

Nos escriben - "El imponente desfile de 15 minutos" - Dr. Miguel H. Arancibia

AIR FRANCE - Vuelo AF-447 - Fatalidad casi imposible



Cuando no hay un modelo

No existen políticas de estado

Por Gustavo P. Forgione

El rumbo del país está encontrando demasiados obstáculos; parece que no existe una brújula que nos guíe, pero, lo que ocurre en la realidad es que carecemos de un destino cierto.

Históricamente, desde los primeros días del siglo XIX, nuestro país aún en su proceso de génesis, tenía algunas certezas que fueron marcando un camino: para hacer frente al proceso de independencia se forjaron las milicias que, inicialmente, repelieron las invasiones inglesas al Río de la Plata; luego, actuaron en la defensa, y finalmente nos procuraron la libertad.

Una vez concluido ese proceso, el desarrollo de la producción fue prioridad de los distintos gobiernos que no lograban forjar las bases de la Nación, hasta que, luego de la Guerra Civil, hacia 1853, conseguimos constituirnos como estado soberano.

Constituyentes de 1853.

Desde entonces, las Provincias Unidas del Río de la Plata, la Confederación Argentina o la Nación Argentina, bajo cualquiera de sus denominaciones, pudo generar un país exitoso, próspero, educado y destacado. Había un claro rumbo de libertad, donde el ciudadano era la unidad substancial. Existían "Políticas de Estado", que trascendían el signo del gobierno que actuara.

 

Una deriva perdurable

Una vez que aquel rumbo fundacional se dejó de lado, la ignorancia se fue adueñando de la educación, los recursos de la producción se desviaron para satisfacer apetencias personales de los gobernantes, la armadura que constituía el sistema federal se desarmó, generando el retroceso que aún persiste y parece haber llegado para quedarse.

 

Oportunidades perdidas

Resulta doloroso advertir que perdimos la oportunidad de haber seguido con un rumbo de libertad y prosperidad, en el cual la felicidad de los ciudadanos es lo primordial. Resulta más angustioso aún, repetirlo década a década, para ver finalmente que la decadencia sigue un curso indefectible, como si ese fuera el rumbo fijado por la dirigencia.

Hoy, estamos por perder la República una vez más. Nos encontramos ante un sistema de gobierno con un solo poder y con instituciones desactivadas. No existen más aquellas "fuerzas vivas" que movilizaban a la sociedad para protegerse de abusos y, cuando aparecen en escena, son catalogadas de golpistas, militaristas, fascistas y hasta antiecológicas, desde el gobierno que tiene la función de preservarlas.

 

Nueva oportunidad

Decimos en las letras que cada crisis trae una nueva esperanza de cambio, pero en nuestro caso no ocurre. Muchas de las transformaciones practicadas luego de cada conflicto desde aquella crisis de 1930, trajeron más miseria, analfabetismo, violencia encubierta y mayor poder del centralismo en beneficio del gobierno y en detrimento de los ciudadanos.

La nueva oportunidad recae en lo poco que nos va quedando de aquel modelo exitoso de país, en el cual el ciudadano era la unidad substancial de la Nación. Llegó el momento, una vez más, de volver a las fuentes y hacer valer el título inexpugnable de ciudadano argentino. Hoy más que nunca, la protesta solo se manifiesta votando contra una gestión de gobierno autista, cuyo único objeto es mantenerse en el poder para vivir de sus privilegios.

 

Autopsia de un proyecto

Lo que inicialmente se presentó como "vivir con lo nuestro", "volver a producir" y "resurgir como el Ave Fénix", de acuerdo al nombre atribuido al grupo que diseñó este proyecto, concluyó en todo lo contrario.

Luego de la crisis política de 2001 que derivó en la crisis económica de 2002, solo se podía crecer, como efecto de "rebote técnico". Normalmente, la sociedad sigue produciendo e intenta crecer; lo que ocurrió efectivamente, pese a cualquier cosa que haya hecho el gobierno.

Entonces, la coyuntura internacional y los precios de los productos primarios ayudaron a un seguro crecimiento; lo que se presentó como la oportunidad para establecer una base que nos ayude a financiar el desastre.

Ese descalabro no se recompuso, solo fue financiado por un tiempo mediante la cesación de pagos, luego por el incremento del ingreso fiscal impulsado por los precios internacionales, seguidamente por el estado venezolano a costos altísimos y, finalmente, con los fondos ahorrados por los futuros jubilados.

Todo ello, para satisfacer un gasto desmedido e inútil, silenciado popularmente por un descomunal desempleo rentado.

El forense dirá que este tipo de recursos fáciles se terminaron y, por ello, el modelo de financiamiento de la ineficiencia murió.

Hay quien querrá revivirlo, aduciendo que aún se puede volver a echar mano de los depósitos bancarios, como si estos estuviesen ahí en forma ociosa y fuesen propiedad del gobierno; otro, podrá pedir que pasen al estado nacional los tesoros de las compañías de seguros, los contenidos de las cajas de seguridad, algunas propiedades, etc... Como conclusión, el modelo de fagocitación estatal de recursos privados está en su etapa terminal, debido a que no existen políticas de estado; sino, solo un plan costoso de tipo de cambio.

 

Ave Fénix

El Fénix, la mítica ave cuyo nombre corresponde a una vasta zona de medio oriente y que cada varios siglos resurgía de sus cenizas, fue la denominación original de este plan que ahora no tiene nombre. La etapa actual de este experimento corresponde, probablemente, a la que el ave era consumida por el fuego. De sus cenizas tendremos que recuperar al país.

Políticas de Estado

Lamentablemente, la única política de estado que subsiste en Argentina, fuera de las cláusulas pétreas constitucionales; ya sea porque es una prescripción constitucional o porque abandonarla no sería políticamente correcto, es Malvinas.

Hago la valoración: "lamentablemente", porque es de las pocas cuestiones que no tienen una solución viable en el mediano plazo, y será por ello que todos los argentinos la respetamos y la sostenemos como tal.

Esto pone en evidencia la flaqueza del conjunto de la dirigencia para hacer frente a las cuestiones importantes, aún cuando en forma individual el pensamiento sea otro.

Si se piensa en políticas de estado se debe tener en cuenta que solo se tendrá por tales a las políticas que surgen del consenso general, con sustentabilidad en el largo plazo y la raigambre suficiente para que durante sucesivas administraciones de gobierno no encuentre variaciones egoístas en el rumbo delineado.

Como ejemplo, cabe destacar que durante los últimos años hemos cambiado de modelo educativo en reiteradas oportunidades, en todas ellas, las modificaciones demostraron haber fracasado rotundamente. La educación pública de excelencia fue una política de estado desde el siglo XIX y la hemos olvidado a fines del siglo XX. Los resultados están a simple vista.

Así, la moneda sana, la defensa y seguridad, la independencia de los poderes del estado, el sistema federal de administración, la propiedad privada, la garantía de la defensa en juicio y, entre otras cosas otrora sagradas, hasta la inviolabilidad de la correspondencia epistolar; todas cuestiones que se consideraron intangibles durante más de un siglo, resultaron corrompidas por el gobierno, en contra de la libertad y dignidad de los ciudadanos.

En algún momento debemos poner un límite. Si nos basamos en experiencias de otros países que, no solo han tenido problemas internos cruentos sino que han dejado de existir como tales, debemos entender que no siempre se puede volver a empezar como lo hemos venido intentando desde hace ochenta años.

 

Estudiar y proponer

Para comenzar, habrá que volver a las fuentes y admitir que desviarse de los preceptos constitucionales fue un error; en 1930, en los '40, '50, '60, '70 y desde 2001.

Existieron intentos de establecer políticas de estado desde los años '80; en materia de sanidad monetaria con el Austral, luego Austral Convertible y finalmente el Peso Convertible, que inicialmente se impusieron como una decisión plural y sustentable, pero que han fracasado por la intromisión de intereses sectoriales afines a las distintas administraciones de gobierno.

El MERCOSUR, también iniciado entonces, comenzó como la primera construcción histórica que pudimos concretar los países del sur de América desde la Independencia Americana; ahora resulta que nos maltratamos más de lo que coincidimos y queremos agregar idiosincrasias extrañas a las del planteo original, por el vago beneficio de algún interés coyuntural inmediato.

Existen algunas coincidencias básicas con las que comulgamos la gran mayoría de los argentinos, no necesariamente tan magnánimas como la Independencia Americana, pero con la suficiente coherencia como para que algunas estrategias subsistan lo suficiente para ser consideradas políticas de estado.

Algunas se presentan como el resultado lógico  del sentido común, como los casos de la lucha contra el narcotráfico y contra el terrorismo; para ello, existe desde los años '90 un Plan Nacional de Radarización del que tanto hemos escrito en esta publicación y que ha quedado trunco por cuestiones inexplicables, pero que es fácilmente aplicable y en plazos casi inmediatos. Solo hay que poner una fecha y asignar el recurso. El resultado será una mayor eficiencia en la seguridad aeronáutica, un control más efectivo de lo que ingresa y egresa por aire, la consideración de Argentina como un país más serio, y la beneficiosa fuga de nuestro país o captura de quienes tienen como medio de vida envenenar a desventurados incautos con drogas ilegales. ¿Quien se opondría?

Existen coincidencias más silenciosas, pero que la casi totalidad del espectro político maduro suscribe, es la certeza de que la riqueza la producen los privados y el estado solo produce gasto. Bajo estos principios, nuestro país llegó a ser admirable en el pasado; cuando los abandonamos, llegamos a la evidente decadencia en la que nos encontramos hoy.

Resulta difícil creer que alguien piense lo contrario, pero hay quien aún no lo ha razonado. Con ello, terminaríamos con la torpe idea de creer que Argentina es un país mejor si el estado nacional es dueño del complejo inmobiliario Nordelta, de algunas fábricas de fideos, ceniceros y vajilla; porque, no solo caemos en el desprestigio internacional, sino que aumentamos el gasto espurio, la corrupción y la fuga de capitales.

 

Coincidencia en el disenso

De las diferencias más cardinales surgen las ideas más forjadas; así, la educación pública de excelencia, la prevención en salud, la seguridad de las personas y el respeto a la vida, al trabajo y al producto del trabajo que es la propiedad privada, surgirán nuevamente como premisas básicas, solo con la discusión que hoy no existe.

Finalmente, cuando haya disenso y pluralidad de ideas en el Congreso Nacional, van a ir floreciendo coincidencias y se generarán los consensos suficientes como para volver a tener Políticas de Estado que nos devuelvan la dignidad como ciudadanos.

 

Gustavo P. Forgione

 

 

 

 

Gustavo P. Forgione
gustavo@forgione.com.ar
 

Candidato a diputado de la Nación

Director

 

 

Bajar en MS WordBajar este artículo en un documento MS Word


Nos escriben
Dr.
Miguel H. Arancibia

El imponente desfile de 15 minutos

 

Anunciaron el desfile para las 11:30 de la mañana y empezaron el mismo a las 13:30 hs.;  luego de 2 ½ hs. de un platón  al frío de la nutrida concurrencia. Además del plantón y del frío se tuvo que soportar un sin número de discursos largos, tediosos y aburridos. Entre ellos el  discurso pronunciado por la Ministro Garré el que me hizo recordar a la graciosa actuación de  Quico del Chavo del Ocho cuando decía: ¡"Cállate, cállate, que me desesperas"!!!, por lo extenso y aburrido del mismo.

Considero que el acto central del Ejército Argentino realizado en un  país federal, debe comenzar con estricta puntualidad, el mensaje debe ser alentador y se debe respetar al ciudadano, que se cansó de silbar y abuchear a las autoridades.

Por otro lado el desfile ha mostrado un ejército de 15 minutos, que por la atención que le presta este gobierno de los Kirchner´s a la institución, no me cabe la menor duda que es un reflejo del otrora Ejercito Argentino.

Espero con ansias que el próximo acto central del Ejército Argentino en San Juan o en cualquier provincia tenga la importancia y belleza que iguale a los festejos que normalmente realizan en Palermo.

No puedo entender esta abierta discriminación casi humillante a la que fue sometida en el día de hoy el ejército Argentino, los ciudadanos de San Juan y el Federalismo,  con este acto degradante.

Dr. Miguel H. Arancibia

Abogado

San Juan


AIR FRANCE - Vuelo AF-447

Fatalidad casi imposible

¿Tormenta, atentado, descompresión explosiva, falla estructural...?

F-GZCP (N660)

 

El vuelo AF-447 de la línea aérea Air France que estaba siendo prestado con un avión Airbus A330-200 fue reportado desaparecido mientras se encontraba en el centro del Océano Atlántico, en ruta desde Río de Janeiro a París.

La aeronave partió del aeropuerto internacional Galeao (GIG) el 31 de Mayo a las 19:03, (22:03 GMT), con 216 pasajeros, 9 miembros del personal de cabina y 3 pilotos para arribar a las 11:10 (09:10 GMT) al aeropuerto Charles de Gaulle (CDG).

La última comunicación de radio fue realizada a la 01:33 GMT por la tripulación del A330 al control "Atlantic Area Control Centre" (CINDACTA III), sin reportar problemas mientras transitaba por el punto INTOL (waypoint) a 565 km. de Natal, Brasil, a un nivel de vuelo de 35.000 pies y una velocidad de 453 kts.

Luego la transmisión automática de datos recibida por Air France a las 02:00 GMT indicó severa turbulencia, pocos minutos más tarde, mediante este mismo sistema automático de transferencia de información, comenzó a recibirse una sucesión de mensajes técnicos que indicaban fallas eléctricas y una inmediata descompresión, concluyendo la transmisión a las 02:14 GMT.

Los directivos de Air France indicaron que los mensajes técnicos enviados automáticamente por la computadora del Airbus 330 reveló que varios dispositivos de la aeronave entraron en colapso, lo que generó una situación totalmente inédita en el avión.

El Ministério da Defesa de Brasil comenzó las operaciones de búsqueda y rescate a las 05:33 GMT, cuando tuvieron la certeza de que el vuelo AF 447 no llegaría a destino.

 

Hipótesis

Para un primer análisis de las causas probables, cabe destacar que la tripulación no declaró emergencia, ni solicitó prioridad de radio por alguna eventualidad mediante las palabras "pam, pam, pam, pam" que obligarían al resto de las aeronaves en la frecuencia a guardar silencio; por lo que es presumible que no haya tenido tiempo o, una vez desatada una crisis, no se encontraran en condiciones de hacerlo. La tripulación del A330 esta integrada por tres personas capaces de transmitir independientemente cualquier eventualidad pero ninguno de ellos lo hizo. Asimismo, a esa altura (FL350), una despresurización explosiva es capaz de provocar daño inmediato a las personas y un stress estructural a la aeronave, suficiente como para deteriorarla severamente o desintegrarla.

Ante estos datos, y solo como hipótesis provisoria, es probable que la causa principal haya sido una descompresión explosiva cercana a la cabina, que haya inhabilitado a los pilotos para declarar una emergencia.

Esto puede deberse a una falla estructural grave; a la pérdida de la puerta de carga que se encuentra pocos metros bajo la cabina de mando; o por una explosión provocada. En todos los casos, es presumible que lo que causó la tragedia haya sucedido en forma instantánea.

No obstante, hasta que la autoridad de investigación de accidentes emita un dictamen final y definitivo, resulta, al menos, irresponsable asegurar cualquier hipótesis como válida, ya que ello podría descartar otras entre las cuales podría encontrarse la verdadera.

De poco servirá explicar a los deudos de los pasajeros de este vuelo que, una vez que se conozcan las causas reales que originaron esta tragedia, aeronaves como la siniestrada serán aún más seguras. Las estadísticas indican que, en aeronáutica, rara vez se repiten las mismas causas que provocaron un accidente, ya que las investigaciones dan por resultado severos controles, recomendaciones y obligaciones posteriores, tendientes a corregir y evitar lo que lo generó.

En este caso, dada la profundidad en la que se presume que se encuentran los restos del avión, los expertos solo pueden especular. El estudio demorará mucho tiempo y el informe final, más aún, pero todas las hipótesis que se establezcan hasta saber la exacta causa, serán tenidas en cuenta para emitir boletines de advertencia y aumentar la seguridad en aspectos potencialmente peligrosos, aunque estos sean mínimos y provisorios, ya que estamos ante aparatos diseñados con tecnología aeroespacial de vanguardia.

Cabe destacar que, evaluado fríamente, volar es seguro. Lo era antes, pero será más seguro aún, después de descubrir las causas de un accidente.

Como ya hemos dicho en La Hoja Federal, la actividad aeronáutica en sí, consiste en violar leyes naturales como la gravedad, el desplazamiento a velocidades y alturas para las cuales el hombre no fue hecho, e implica un desafío permanente, que junto al conocimiento acumulado durante un siglo de actividad, hacen que volar sea un medio de transporte seguro.

Ficha técnica del accidente del Airbus A330-203 (F-GZCP) de Air France sobre el Océano Atlántico 01/06/2009

Descripción del accidente

 

1 de Junio de 2009 - 02:15 GMT

Aeronave: Airbus A330-203

Operador: Air France

Matrícula: F-GZCP

Primer vuelo: 2005

Motores: 2 General Electric CF6-80E1A3

Personas fallecidas: 228 / 228

Tripulación: 12 / 12

Pasajeros: 216 / 216

Tipo de accidente: En ruta. Ubicación desconocida en el Océano Atlántico.

Aeropuerto de partida: Aeropuerto Internacional Galeao (GIG) - Río de Janeiro, Brasil.

Aeropuerto de destino: Charles de Gaulle Airport (CDG) - París, Francia.

 

Perfil de seguridad de Air France

Último accidente con fallecidos: 25 de Julio de 2000 - Aérospatiale / BAC Concorde 10 F-BTSC Air France (109 pasajeros + 4 personas en tierra) Gonesse

Último accidente sin fallecidos: 2de Agosto de 2005 - Airbus A340-313X F-GLZQ Air France - Toronto

Total de accidentes en aeronaves de todas las catergorías desde el 10 de Septiembre de 1945: 149

 

Perfil de seguridad del AIRBUS A330

Último accidente con fallecidos: 30 de Junio de 1994 - Airbus A330-321 F-WWKH Airbus Industrie - 7 fallecidos

(hace 5450 días)

Total de accidentes con fallecidos: 4

 

Perfil de seguridad del Océano Atlántico

Último accidente con fallecidos: 15 de Diciembre de 2008 - BN-2A Trislander Mk.III-2 N650LP Línea Aérea Puertorriqueña (LAP) - 12 fallecidos (hace 168 días)

 

 

Fuentes: ASN, NTSB

 

Bajar en MS WordBajar este artículo en un documento MS Word


La Hoja Federal

 

Director
Gustavo P. Forgione

 

Correo electrónico: hoja@infored.com.ar

 

Teléfonos:
Lectores y Redacción:
(011) 4338-3071
Director:
(011) 15 + 5109-8824

 

Periodismo de opinión, libre e independiente

 

 

 

Los editoriales y artículos del director pueden ser difundidas citando la fuente.

Para transcribir otros  artículos firmados, consultar con La Hoja Federal

 

 

 

Vea el último número
desde aquí

 

 

 

 

 

Suplementos:

 Sistema Previsional  -   Retenciones   -   Aviación Civil   -   Malvinas 

 

Suscripción

Suscríbase gratuitamente o suscriba a un amigo a La Hoja Federal

mediante nuestro formulario en línea ingresando desde aquí

o envíenos un mensaje a hoja@infored.com.ar

 

La suscripción no implica afiliación ni adhesión al Partido Federal

 

Baja de Suscripción

Si no quiere recibir más esta publicación o modificó su dirección de correo electrónico, envíenos un mensaje

a nuestra dirección hoja@infored.com.ar, indicándolo.

 

Formulario de afiliación al Partido Federal